El Senado de Uruguay rechazó este martes gracias a la mayoría del oficialismo el pedido de renuncia contra los ministros de Economía y Transporte por la quiebra de la aerolínea bandera Pluna y pidió al Estado que compre los siete aviones subastados de la compañía, liquidada en julio.

En una acalorada sesión de interpelación que comenzó el lunes por la mañana y duró casi dieciocho horas, el bloque oficialista de izquierda Frente Amplio (FA) mostró "su total apoyo a las gestiones" de los ministros Fernando Lorenzo (Economía) y Enrique Pintado (Transportes).

Además expresó su "aspiración a que el Poder Ejecutivo considere la posibilidad de que el Estado uruguayo, compre los aviones Bombardier adquiridos el 1 de octubre por la compañía española Cosmo en una subasta, mientras se buscan soluciones para la crisis del sector aéreo nacional.

El plazo para que Cosmo haga efectivo el pago de los 137 millones que aceptó dar por las naves se cumple el miércoles y la empresa ya ha anticipado que no tiene interés en abonar el dinero y menos en crear una línea aérea nueva, posibilidades que sí analizan otras firmas interesadas.