El Enviado Especial del Secretario General de la ONU para el Sahara Occidental, el estadounidense Christopher Ross, prosiguió hoy en Rabat sus conversaciones con representantes de las autoridades marroquíes.

Según informó la agencia oficial MAP, Ross se ha reunido hoy con el presidente de la Cámara de Representantes (cámara baja), Karim Ghellab y con el vicepresidente de la Cámara de Consejeros, Mohamed Fauzi Benalal.

Como los anteriores interlocutores marroquíes que se reunieron ayer con el enviado especial de la ONU, Ghellab reafirmó el "apego de Marruecos a su soberanía" sobre el territorio del Sahara Occidental, así como "el compromiso del país a encontrar una solución política" a este conflicto.

Asimismo, Ghellab indicó que durante su entrevista con Ross se habló sobre el proceso de las conversaciones que según el responsable marroquí "aún no ha dado resultados tangibles", así como sobre la situación de seguridad en la región del Sahel y Sahara, y los medios para relanzar la Unión del Magreb Árabe (UMA, que incluye a Marruecos, Túnez, Argelia, Libia y Mauritania).

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Consejeros afirmó que el enviado especial de la ONU aseguró que no "escatimará esfuerzos para llegar a una solución concertada" a este conflicto.

Ross, que comenzó una visita a Marruecos el pasado sábado, en el marco de una gira por la región que concluirá el día 15 de noviembre, se reunió el domingo con personalidades de la sociedad civil marroquí.

Ayer, Ross se citó con responsables del gobierno marroquí antes de ser recibido por el rey Mohamed VI.

A raíz de este encuentro, el enviado de la ONU precisó, en una declaración a los medios oficiales del país, que su visita tiene como objetivo facilitar las negociaciones entre las partes para llegar a una "solución política, justa, dura y mutuamente aceptable".

Ross indicó también que empleará sus esfuerzos para la construcción del Gran Magreb que lo considera "una solución que refuerza la seguridad y estabilidad del norte de África y de la región del Sahel".

Hasta el momento no se han filtrado informaciones sobre la agenda de Ross, tampoco sobre si el diplomático viajará a El Aaiún, capital del Sahara Occidental.