El Banco de Japón (BOJ) decidió hoy ampliar su programa de compra de activos en 11 billones de yenes (106.590 millones de euros) hasta los 91 billones de yenes (881.800 millones de euros) para inyectar liquidez al sistema.

El BOJ tomó esta decisión en una reunión de un día de su junta de política monetaria, en la que también mantuvo los tipos de interés en el bajísimo nivel de entre 0 y 0,1 % que aplica desde octubre de 2010.