Al menos diez personas han muerto en la ciudad de Nueva York debido al "impacto sin precedentes" del huracán "Sandy", confirmó hoy el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg.

"Trágicamente, la tormenta se ha cobrado la vida de diez personas en nuestra ciudad. Sus familiares están en nuestros pensamientos y plegarias", aseguró Bloomberg en una conferencia de prensa.

El alcalde de Nueva York afirmó que los esfuerzos de las autoridades se están concentrando en restablecer el servicio eléctrico y el sistema de transporte público, que podría tardar entre cuatro y cinco días en volver a operar.