El director del Servicio Electoral (Servel), Juan Ignacio García, descartó hoy la existencia de anomalías en el proceso de las elecciones municipales del pasado domingo después de que algunos candidatos a alcaldes y concejales denunciaran el extravío de más de un millón de votos.

"No hay votos perdidos, lo que pasa es que hay actas defectuosas", explicó García, quien agregó que "es obvio que pueda haber una diferencia entre los sufragios de alcaldes y concejales, porque en las actas de estos últimos estaban los defectos".

En declaraciones al vespertino La Segunda, García indicó que la entrega de resultados "es sobre la base de un sistema computacional el que rechaza las actas que no cumplen con el protocolo. Y eso ha sido desde siempre, nunca se ha podido completar la información de todas las actas de las mesas, porque estamos hablando de un sistema manejado por humanos", subrayó.

La polémica estalló en la noche, después de que el derrotado candidato a la alcaldía de Renca, Cristián Bowen, del Partido Demócrata Cristian, organizara una manifestación y con megáfono en mano denunciara irregularidades en el proceso electoral.

El director del Servel recordó que esto ya ha ocurrido en otras elecciones.

"Siempre ha sido igual. En la elección de concejales de 2008, las actas de concejales si bien no tenían el nivel de defectos que hubo ahora, fue bastante alto también", acotó.

En este contexto, el diputado del opositor Partido por la Democracia, Felipe Harboe, dijo a los periodistas que hoy se comunicó con el director del Servicio Electoral, Juan Ignacio García, quien le manifestó que el ministerio del Interior rechazó cerca de un 18 % de los votos de concejales que equivalen al millón de sufragios que falta.

Las autoridades habrían optado por esta medida, debido a vicios de forma que presentaban los votos, por lo que Harboe llamó a las autoridades a aclarar lo antes posible esta situación, que en su opinión "es inédita", a más de 20 años del retorno a la democracia (1990).

En tanto, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, precisó este martes que su cartera no tiene ninguna relación con las acusaciones de pérdida de votos que hicieron un grupo de candidatos a concejales.

Ubilla aclaró que la función de la jefatura de gabinete en los comicios concluyó a partir de la entrega del último cómputo difundido ayer, cuando se le hizo entrega oficial de la base de datos al Servel y que, por ende, no está dentro de sus facultades verificar supuestas diferencias en la cantidad de votos.

Por otro lado, en la escuela básica Clara Estrella, ubicada en el municipio santiaguino de Lo Espejo, se encontraron votos, sellos y actas de la votación al interior de una caja destinada a la basura, correspondientes al proceso electoral que se llevó a cabo el domingo.

Un funcionario del establecimiento educacional realizó el hallazgo alertando la irregularidad a la policía, que acudió a revisar los basureros. En el lugar encontraron estampillas, actas de votación, junto a una serie de votos de alcaldes y concejales rotos.

Según Radio Bío Bío, los uniformados resguardaron la evidencia hasta la llegada del Fiscal de la zona Sur, Marcelo Apablaza, quien explicó que los votos encontrados son originales y que debieron haber sido entregados junto con los demás que no fueron utilizados.

Este domingo, en el estreno del sistema de inscripción automática y voto voluntario, solo 5.495.929 ciudadanos acudieron a las urnas de los 13.404.084 que podían hacerlo.