Una flota de vigilancia china expulsó hoy a varias embarcaciones japonesas que "navegaban ilegalmente" por aguas cercanas a las islas Diaoyu (Senkaku para Japón), que Pekín y Tokio se disputan, para "reiterar la soberanía china", indicó la agencia oficial Xinhua.

Los barcos nipones, cuyo número no fue revelado por las autoridades portuarias, fueron interceptados por cuatro embarcaciones chinas que patrullan la zona desde hace días, apuntó la agencia, sin especificar cómo consiguieron que abandonaran el lugar.

El viceministro chino de Asuntos Exteriores, Zhang Zhijun, ya advirtió el viernes a Japón de que "la única opción (de China) es tomar medidas más fuertes" si Tokio mantiene su actual postura en el conflicto por la soberanía del archipiélago.

"Mientras China continúe preocupada por su soberanía, seguirá mostrando a la parte japonesa nuestra fuerte determinación para defenderla", aseguró entonces, sin concretar bajo qué circunstancias Pekín estaría dispuesta a emprender acciones militares.

Las difíciles relaciones entre ambas naciones han alcanzado cotas máximas de tensión en las últimas semanas a raíz de la compra por Japón de tres islotes, lo que desató violentas manifestaciones en varias ciudades chinas y la suspensión de los actos para conmemoran el 40 aniversario del reinicio de la diplomacia bilateral.

En este contexto, decenas de firmas japonesas -desde automovilísticas hasta cadenas de restaurantes- decidieron paralizar su actividad por miedo a ataques.

El Gobierno de China asegura que Japón, administrador de facto de las Diaoyu/Senkaku -archipiélago deshabitado que se cree que puede albergar reservas de hidrocarburos- se apropió ilegalmente de las islas durante la guerra chino-japonesa de 1894-95.