Autoridades inauguraron el martes la décima segunda línea del metro de la ciudad de México, la más larga de la capital del país construida hasta ahora y que correrá por el suroriente de una de las urbes más pobladas del mundo.

La línea 12 correrá a lo largo de 25,1 kilómetros y se estima que transportará al día a cerca de 400.000 personas, quienes según las autoridades se beneficiarán con la reducción del tiempo de transporte.

El alcalde capitalino, Marcelo Ebrard, dijo en el acto de inauguración que la obra requirió una inversión de casi 24.000 millones de pesos (unos 1.838 millones de dólares) y en la que participaron empresas mexicanas como Carso, del magnate Carlos Slim.

Hasta ahora, la ciudad tenía 11 líneas del metro que recorren en total unos 200 kilómetros.

Las líneas más largas que se tenían eran de poco menos de 24 kilómetros.

"Se trata de un transporte moderno, de una solución eficiente, segura, ágil, económica y, sobre todo, que minimiza el impacto de contaminación, el impacto al medio ambiente en la ciudad", señaló por su parte el presidente Felipe Calderón, quien participó en la inauguración.

El gobierno de la capital refirió que la también llamada Línea Dorada del Bicentenario disminuirá el tiempo de transporte de 2,45 horas a 1,12 horas en promedio al día. También aseguró que reducirá el costo de traslado.

El metro en la ciudad es el medio de transporte más barato, con un costo de tres pesos (unos 0,2 centavos de dólar) por boleto.

Datos estadísticos del sistema de Metro señalan que en 2011 se transportó a poco más de 1.487 millones de personas.

La ciudad de México, junto con su zona metropolitana, tiene más de 22 millones de habitantes.