El Ministerio bareiní del Interior prohibió hoy todas las protestas en el país hasta que se restablezca la seguridad, con el objetivo de "proteger la unidad nacional", según un comunicado.

"El Ministerio del Interior ha decidido prohibir todo tipo de manifestaciones y concentraciones hasta que se recupere la seguridad, para proteger la unidad nacional y la integridad del tejido social e impedir cualquier forma de extremismo", explica la nota difundida en la página web del ministerio.

El Gobierno bareiní advirtió de que cualquier protesta será considerada ilegal y de que las autoridades adoptarán medidas jurídicas contra quienes convoquen manifestaciones o concentraciones y participen o estén implicados en ellas.