La poderosa tormenta que asuela la costa este de Estados Unidos es gigantesca, incluso cuando se ve desde el espacio.

La comandante de la Estación Espacial Internacional, Sunita Williams, afirmó el martes que junto con su tripulación pudo distinguir el gran remolino en el vórtice de Sandy cuando tocaba tierra el lunes.

Señaló que las nubes cubrían desde el Atlántico casi hasta Chicago. Su familia vive en Nueva Inglaterra y está especialmente atenta sobre lo ocurre en el litoral oriental.

En cuanto a la otra gran noticia en Estados Unidos — las elecciones presidenciales — Williams y el otro estadounidense a bordo, Kevin Ford, ya emitieron sus votos. Los dos remitieron sus boletas de ausentes antes de despegar desde Kazajstán para colocarse en órbita. Ford llegó a la terminal orbital la semana pasada.