A punto de cumplir 92 años, la célebre bailarina y coreógrafa cubana Alicia Alonso sorprendió el lunes por la noche al público del Festival Internacional de Ballet de La Habana al aparecer en escena para bailar una breve pieza, informaron hoy medios locales.

Acompañada de figuras clásicas del ballet cubano como Jorge Vega y Lázaro Carreño, Alonso interpretó "Retrato para el recuerdo" a pesar de sus limitaciones físicas por su avanzada edad y la casi ceguera que padece desde joven.

Sin que se hubiera anunciado previamente su aparición en el escenario, la directora del Ballet Nacional de Cuba (BNC) decidió sorprender al público habanero al final de la gala dedicada al compositor y pianista Ernesto Lecuona en conmemoración del centenario del estreno de "La comparsa", su composición más famosa.

"Lo que sucedió en la Sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana fue la apoteosis cuando (...) apareció en el escenario la prima ballerina assoluta", refiere el diario Juventud Rebelde.

El diario califica de "interminable" la ovación que el público dedicó a Alicia Alonso.

La diva del ballet cubano se mantuvo en los escenarios hasta después de haber cumplido setenta años y se retiró de la danza activa a mediados de los años noventa del pasado siglo, si bien sigue dirigiendo el Ballet Nacional de Cuba.

El pasado domingo, Alonso cerró el desfile inaugural del 23 Festival Internacional de Ballet de La Habana, que hasta el próximo 7 de noviembre y con el lema "La tradición y los nuevos caminos" reúne a artistas y colectivos de danza de 21 países, entre los que destacan EE.UU. España, Francia, Reino Unido, México, Chile, Rusia y Argentina.