Una comisión legislativa abrió una investigación sobre el ex presidente Alvaro Uribe por presuntos hechos de corrupción en el Congreso relacionados con el trámite de su relección, se informó el martes.

Uribe, quien gobernó en dos mandatos sucesivos del 2002 al 2010, deberá comparecer ante la llamada Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes el próximo 20 de noviembre, dijo Gonzalo Pinzón, secretario general de la comisión legislativa.

La citación a Uribe es para una indagatoria, no una acusación formal, por la sospecha de haber incurrido en el mismo delito de cohecho, explicó Pinzón en entrevista telefónica.

El ex mandatario, de 60 años, deberá comparecer con sus abogados, y en caso de ausentarse podrá ser citado nuevamente en tres ocasiones, señaló el funcionario legislativo.

El caso por el cual el ex presidente deberá rendir su testimonio ante los 15 congresistas que integran la Comisión se refiere al de una ex legisladora, Yidis Medina, quien a principios del 2008 dijo en varios medios de comunicación que cuatro años atrás, en su calidad de congresista, funcionarios del gobierno de Uribe "compraron" su voto y el de otros de sus colegas para que apoyaran el proyecto de ley que buscaba autorizar la reelección del entonces jefe de Estado.

El proyecto de ley de reforma constitucional para permitir la relección fue aprobado y Uribe consiguió un segundo mandato en el 2006.

Producto de esa autoincriminación, Medina fue condenada en junio de 2008 por la Corte Suprema de Justicia a 48 meses de prisión por el delito de "cohecho propio", que según la legislación colombiana es dar u ofrecer favores como funcionario público a cambio de algo.

Medina ha dicho que le ofrecieron cargos públicos a cambio de su voto a favor del proyecto de reforma constitucional.

Uribe, quien ya ha acudido de forma voluntaria en investigaciones no formales a la Comisión por otros casos, no se pronunció de inmediato sobre la nueva citación, pero siempre ha negado haber ofrecido, o sus ministros, algún favor a Medina a cambio de su voto.

La Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes es la única instancia que según las leyes colombianas puede investigar a altos funcionarios y ex funcionarios como el presidente de la República, los magistrados de las altas cortes y el fiscal general de la Nación.

Sólo un visto bueno de la Comisión, en un voto por mayoría de sus 15 miembros, puede abrir paso a que el pleno de la Cámara de Representantes, también por mayoría de sus 166 congresistas, autorice o no un enjuiciamiento del ex mandatario ante la Corte Suprema.

Sin embargo, algunos críticos de Uribe han dicho que es inocua su comparecencia ante una instancia que como la comisión legislativa es conocida por su lentitud y por no producir fallos.