Las inundaciones causadas por las lluvias del lunes en Buenos Aires y sus alrededores dejaron dos muertos, cientos de evacuados y daños materiales.

Un hombre de 65 años murió ahogado en su precaria vivienda de la localidad bonaerense de Isidro Casanova, 25 kilómetros al oeste de Buenos Aires, debido a la crecida de un arroyo cercano, informaron a medios locales los bomberos de ese municipio.

Además una mujer murió electrocutada cuando manipulaba un cable en una vivienda de Lanús, indicaron las autoridades de dicha localidad situada 14 kilómetros al sur de la capital argentina.

Otro hombre fue rescatado con múltiples golpes de entre los escombros de un local que se derrumbó en un barrio del sur de Buenos Aires.

Casi 1.800 personas fueron evacuadas en 11 al menos municipios por el desborde de arroyos y anegamiento de calles, informó el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense.

En la ciudad de Buenos Aires, decenas de viviendas se anegaron y varios automóviles sufrieron destrozos por la caída de intensas lluvias a lo largo de horas. El agua arrastró coches estacionados que impactaron contra otros vehículos o árboles.

Varios barrios capitalinos estaban sin energía eléctrica lo cual incidió en que se registraran trastornos en el tráfico. Algunas avenidas parecían ríos de hasta un metro de profundidad.

La mayoría de las líneas del ferrocarril metropolitano y del tren subterráneo quedaron interrumpidas durante horas por el anegamiento y la falta de energía. Decenas de vuelos fueron cancelados o pospuestos en los aeropuertos del área.

El temporal también afectó al sur de la provincia de Santa Fe al cortarse varias rutas de acceso a la ciudad de Rosario, 300 kilómetros al noroeste de la capital argentina.