El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, recibió hoy con honores militares en el Palacio de la Moncloa al primer ministro italiano, Mario Monti, antes del comienzo de la XVII cumbre bilateral, centrada en la crisis económica que atraviesan ambos países.

En el cuarto encuentro bilateral que celebrarán este año, los dos mandatarios analizarán la situación económica y financiera y la necesidad de recuperar la confianza de los mercados para rebajar los altos intereses que se ven obligados a pagar ambos países.

Monti llegó al complejo gubernamental de la Moncloa a media mañana.

En la cumbre bilateral que hoy presidirán participan varios ministros de los dos Ejecutivos, entre otros los de Asuntos Exteriores, Interior e Industria.

Rajoy y Monti tendrán ocasión de analizar la posibilidad de solicitar ayuda financiera a la UE y ratificarán su alianza estratégica en defensa de una unión bancaria europea.

Este proyecto es respaldado por los dos países, que lo consideran clave para recuperar la confianza de los mercados en sus economías nacionales.

En su defensa de la unión bancaria cuentan con el apoyo del presidente francés, François Hollande, pero en la última cumbre de la UE quedó claro que el supervisor bancario único (papel que asumirá el Banco Central Europeo) no comenzará a funcionar, como deseaban, a principios de 2013, debido a las reticencias de Alemania.

Al margen de la agenda económica, los dos gobiernos analizarán la colaboración en la lucha contra la inmigración ilegal, la evolución de la llamada "primavera árabe" y el posible apoyo a una intervención militar africana avalada por la ONU en el norte de Mali, donde se han concentrado grupos islamistas terroristas.

Tras la reunión en el Palacio de la Moncloa, Rajoy y Monti intervendrán en el Foro de Diálogo España-Italia, creado en 1999 para impulsar las relaciones bilaterales, y en el que participan empresarios de los dos países. EFE

bb-nl/mlg/es