El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se declaró hoy en contra de la creación de la figura de un supercomisario económico en la Unión Europea, idea alemana apoyada por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

"La UE tiene primero que fijar lo que quiere ser, adónde quiere ir", señaló Rajoy en una conferencia de prensa en Madrid con el primer ministro italiano, Mario Monti, tras una cumbre bilateral y al ser preguntado por ese tema.

Para el jefe del Gobierno español, "lo más razonable" es que la UE camine a una mayor integración política y económica, a una unión bancaria y fiscal.

"Eso del comisario no es para hoy", aseguró Rajoy, que destacó que la idea "solo incide en el déficit público", mientras que a España le gustaría "que se tratara todo en un paquete como se hizo cuando se creo el euro", detalló.

El presidente del Gobierno español insistió en que la UE primero tiene que fijar "objetivos", avanzar a la unión fiscal y bancaria.

No obstante, añadió, que podría considerar la idea de un supercomisario económico europeo "dentro de un paquete de medidas para la unión fiscal".

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, apoyó la idea del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, de crear ese supercomisario económico en la UE en una entrevista publicada este domingo por el semanario alemán "Der Spiegel". EFE

mlg/sm