Los etarras Izaskun Lesaka y Joseba Itúrbide, detenidos en la madrugada del domingo en Mâcon, serán trasladados mañana de la comisaría de Dijon, donde se encuentran hoy, a la sede de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) de la policía francesa en las afueras de París.

Lesaka e Iturbide continuarán en las instalaciones de la SDAT en Levallois-Perret (oeste de París) el periodo de detención antes de comparecer ante el juez, indicaron a Efe fuentes de la investigación.

Las fuentes indicaron que no será necesario volverlos a llevar al hotel de Mâcon en el que fueron arrestados, para continuar un nuevo registro en su presencia.

En Francia, la policía tiene un plazo de 96 horas antes de presentar a una persona detenida por terrorismo ante el juez con vistas a su imputación.

La operación de captura, que se llevó a cabo en un aparthotel donde habían pasado cinco días, estaba dirigida contra los dos miembros de la pareja.

Los investigadores franceses, como es habitual, no quisieron pronunciarse en esta fase de la investigación sobre el papel que ambos tenían en la organización terrorista.

Según el Ministerio español de Interior, Lesaka es la responsable del mantenimiento de su estructura operativa, de los depósitos de armas y explosivos de la banda y desde hace dos años es uno de los tres miembros (con David Pla e Iratxe Sorzábal) del comité ejecutivo de ETA, el máximo órgano de dirección.

Itúrbide, pareja de la primera, y al que se consideraba huido a Francia desde enero de 2008, actuaba como su lugarteniente.