Los mandatarios de España e Italia se reunieron el lunes para analizar la crisis económica que afecta con especial severidad a ambos países.

El encuentro madrileño entre el presidente del gobierno español Mariano Rajoy y su homólogo italiano Mario Monti forma parte de una reunión cimera que ha juntado a políticos y capitanes de empresa de ambos países. Es la cuarta ocasión que hablan directamente desde su ascenso al poder a fines del año pasado.

Ambos países sufren graves recesiones y encaran el peso de una aplastante deuda soberana.

España, con un desempleo superior al 25%, se encuentra especialmente presionada para que solicite ayuda internacional a fin de equilibrar sus finanzas y pagar sus deudas.