Los mercados de Nueva York no abren hoy sus puertas por razones de seguridad ante la llegada del huracán "Sandy", que ha obligado a las autoridades a evacuar a 375.000 personas en una parte de la ciudad próxima a donde se ubica la bolsa de Wall Street. No habrá, por tanto, las habituales informaciones financieras de esa plaza.