Naciones Unidas anunció hoy que su sede central en Nueva York continuará cerrada mañana martes ante la inminente llegada del huracán "Sandy" a la costa este de Estados Unidos.

"Debido al impacto del huracán Sandy, las oficinas de la ONU en Nueva York continuarán cerradas el martes", anunció la oficina del portavoz del secretario general, Ban Ki-moon, en un escueto comunicado de prensa.

El cuartel general del organismo internacional, situado a orillas del río Este en el centro de Manhattan, amaneció hoy cerrado como medida de precaución mientras la Gran Manzana continuaba con los preparativos para la llegada de "Sandy".

La ONU precisó que todas las actividades y encuentros previstos para mañana han sido cancelados mientras que el secretario general, se encuentra de visita en Corea del Sur y no tiene previsto regresar a Nueva York hasta el miércoles.

El ojo del huracán "Sandy" avanza hacia la ciudad de Cape May, en Nueva Jersey, a gran velocidad, por lo que se espera que toque tierra en las próximas horas en algún lugar de la costa de ese estado o de Delaware, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Los vientos máximos sostenidos de "Sandy" se mantienen de momento en 150 kilómetros por hora y su velocidad de desplazamiento alcanza los 44 kilómetros por hora, según el último boletín del CNH pasadas las 20:00 GMT.