La hija mayor del expresidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, rechazó hoy que la firma de su padre sea un requisito en la solicitud de indulto humanitario presentada ante el ministerio de Justicia peruano, tal como pidió este despacho la semana pasada.

"Están haciendo un requerimiento que no es necesario. Es una leguleyada", se quejó Fujimori acompañada por sus hermanos al término de una misa en honor a su padre en el distrito de Ventanilla.

Los cuatro hijos del expresidente, condenado a 25 años de cárcel por abusos a los derechos humanos, pidieron el pasado 10 el indulto humanitario al presidente Ollanta Humala, pero Fujimori no firmó personalmente la solicitud, lo cual generó suspicacias.

El viernes pasado, la Comisión de Gracias Presidenciales del ministerio de Justicia indicó que había la necesidad de que "se subsane la solicitud de indulto", "ya que esta no fue firmada por el propio interesado".

La exlegisladora dijo que el pedido hecho por la Comisión revela "una parcialidad" de esta entidad, a cargo de la evaluación técnica de las solicitudes de indulto.

Keiko Fujimori pidió a Humala que ponga orden, pues él mismo había dicho que los familiares del expresidente podían presentar la solicitud, y en tal sentido confió en que se empiece el trámite.

La también excandidata presidencial dijo que el jueves próximo se reunirá con su padre para decidir si firmará la solicitud de indulto, tal como se ha pedido.

Fujimori, de 74 años, ha sido condenado a 25 años de prisión por la autoría mediata de 25 asesinatos y dos secuestros durante su gestión (1990-2000), además de haber recibido otras penas menores por delitos de corrupción.

En septiembre pasado, Fujimori presentó complicaciones de cicatrización en su quinta cirugía en la lengua, por una lesión recurrente, lo que originó que sus familiares y seguidores pongan en la agenda política el tema del indulto a su favor.

Finalmente, en octubre, Keiko, Kenji, Sachi y Hiro Fujimori presentaron un amplio expediente al Ministerio de Justicia para solicitar el indulto de su padre, argumentando que es un "paciente de cáncer de alto riesgo" y que su encierro empeora su estado de salud.

Para sus opositores, la posibilidad de un indulto a Fujimori es visto como un acto de impunidad contra los derechos humanos, y además, ellos criticaron desde un inicio que el expresidente no haya firmado su solicitud.

La Comisión de Gracias Presidenciales indicó que a la fecha evalúa 124 solicitudes de indulto humanitario, y que en el Gobierno del presidente Ollanta Humala hasta el momento se han liberado a 10 reos bajo esa figura.

Humala recibirá un informe de la comisión tras su evaluación del caso y es el único encargado de tomar la decisión final sobre el indulto, la cual no tiene un plazo establecido.