Seis policías murieron y otro resultó herido el lunes cuando fueron emboscados en un camino rural en el suroeste del país, informaron las autoridades.

Los agentes iban en cuatro motos pasadas las 1630 horas (2130 GMT) cuando desconocidos salieron al camino y les dispararon en una zona rural del municipio de Padilla, en el departamento de Cauca y a unos 320 kilómetros al suroeste de Bogotá, dijo en diálogo telefónico el general José Roberto León, director de la policía nacional colombiana.

Indicó que de inmediato desconocían si los autores del ataque fueron miembros de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los agentes realizaban un patrullaje rutinario en contra del narcotráfico en la zona cuando fue atacado, dijo a su turno el general Rodolfo Palomino, director de seguridad ciudadana de la policía.

El grupo atacado salió de la localidad de Puerto Tejada y se dirigía a Padilla, dijo Palomino.

Agregó que por las primeras versiones que han podido recabar también hubo artefactos explosivos colocados en la carretera y que en la zona opera el Frente 6to de las FARC.

El ataque fue el mayor desde que el 19 de octubre cinco militares murieron y otros tres resultaron heridos cuando el vehículo en que viajaban fue atacado por presuntos rebeldes de las FARC en una vía rural que conduce al municipio a Puerto Asís, en el departamento de Nariño y a unos 540 kilómetros al suroeste de Bogotá.