El juicio oral que se realiza en Argentina a trece personas acusadas por la presunta privación ilegítima de la libertad y corrupción de María de los Ángeles Verón, un caso emblemático de trata de personas, entró hoy en su tramo final con el inicio de los alegatos.

La jornada se inició en la mañana de hoy con la exposición del abogado querellante, Carlos Varela Álvarez, cuya intervención iba a proseguir esta tarde, pero la audiencia pasó finalmente a un cuarto intermedio para este martes debido a la descompensación de uno de los vocales del tribunal, según informaron fuentes judiciales.

El juicio, que se inició el 8 de febrero pasado, se realiza en la norteña provincia de Tucumán, donde "Marita" Verón fue secuestrada el 3 de abril de 2002.

En el momento de su desaparición, María de los Ángeles tenía 23 años y una hija de 3.

"Escuchar cómo secuestraron a 'Marita' es como que te metan un palo en el corazón y te lo revuelvan", dijo hoy a la prensa local la madre de la víctima, Susana Trimarco, quien es reconocida internacionalmente por la lucha contra la trata de personas a partir del caso de su hija.

En este juicio, cuya sentencia podría conocerse hacia mediados de noviembre, han testificado, entre otros, víctimas de redes de trata liberadas y que aseguran haber sido compañeras de cautiverio de la joven en locales de diversos puntos del país donde eran drogadas y obligadas a prostituirse.

También testificó la propia Trimarco, que llegó a hacerse pasar por prostituta en la búsqueda desesperada de obtener datos sobre el destino de su hija, que permanece desaparecida.

Los imputados en este juicio son Humberto Deroberti, Daniel Milhein, María Jesús Rivero, Víctor Rivero, Andrés González, Domingo Andrada, José Gómez, Lidia Medina, María Azucena Márquez, Mariana Bustos, Gonzalo Gómez, Carlos Luna y Cintia Gaitán.

Están acusados de haber actuado en la trama del secuestro y posterior explotación sexual de la joven.

"Esta es una primera etapa, a 'Marita' no la encontramos aún", recordó hoy Trimarco, que en 2007 recibió el Premio Internacional a las Mujeres con Coraje, otorgado por el Departamento de Estado de EE.UU.

En la búsqueda de su hija, a pesar de las pistas falsas y amenazas de muerte, Trimarco descubrió evidencias de redes de trata que operan en las provincias argentinas de La Rioja, Tucumán, Buenos Aires, Córdoba y Santa Cruz y ha logrado rescatar a más de un centenar de víctimas.

Trimarco creó en octubre de 2007 una fundación que acoge a víctimas de la trata de personas y lucha por la recuperación de cerca de 600 personas que fueron secuestradas por traficantes y son buscadas por sus familiares.

Su cruzada, que también ha sido reconocida por el Parlamento Europeo, el Gobierno argentino y diversas organizaciones humanitarias a nivel internacional, inspiró hace cuatro años una exitosa telenovela, "Vidas robadas", que concienció sobre un fenómeno del que hasta entonces hablaba poco la opinión pública argentina.

Desde abril de 2008, Argentina cuenta una ley específica contra la trata de personas, que prevé penas que van de tres a quince años de prisión.