Las autoridades canadienses advirtieron hoy que la zona este del país sufrirá rachas de vientos huracanados y fuertes lluvias en las próximas horas a medida que el huracán "Sandy" se adentra en la costa atlántica de Norteamérica.

El Centro de Huracanes de Canadá dijo hoy que las provincias de Nueva Escocia, Nueva Brunswick, Ontario y Québec (estas dos últimas las más pobladas del país) sufrirán los efectos de "Sandy".

El Servicio Meteorológico de Canadá advirtió que las zonas más afectadas de estas provincias recibirán más de 50 milímetros de lluvia y vientos cercanos a los 100 kilómetros por hora.

"Es importante recalcar que el impacto de la tormenta post-tropical 'Sandy' se extiende sobre un área de gran tamaño muy alejada del centro de la tormenta", dijo el Servicio Meteorológico a través de un comunicado.

Por su parte, la Cruz Roja canadiense recomendó a los habitantes de las zonas afectadas por "Sandy" que acumulen provisiones como alimentos y agua para sobrevivir durante 72 horas y dijo que muchas personas pueden quedarse sin energía eléctrica durante días.

Mientras, el aeropuerto internacional Pearson de Toronto anunció esta mañana que más de 100 vuelos habían sido cancelados, en particular aquellos con destino hacia el noreste de Estados Unidos y el este de Canadá.

El Servicio Meteorológico canadiense señaló que los remanentes de "Sandy", que se prevé se degrade a tormenta, llegarán a Canadá en la noche del miércoles al jueves a través del lago Ontario entre las ciudades de Toronto y Ottawa.