El español Dani Pedrosa, que no pudo terminar la carrera australiana al sufrir una caída en la segunda vuelta, explicó que en la misma "no ha habido nada extraño".

"Sólo me he abierto un poco más de lo que hacía habitualmente en ese punto y la rueda me ha rebotado y se me ha cerrado de delante", explicó.

Por intentar buscar una explicación al percance, Dani Pedrosa comentó: "quizás el neumático delantero estaba todavía frío, la verdad es que ya no quiero darle más vueltas y sólo felicitar a Casey por ganar en casa por sexta vez y a Lorenzo porque se merecía el campeonato, igual que Márquez en Moto2".

Pedrosa dijo sentirse "triste, pero no decepcionado", pues según dijo lo intentó todo y con todas sus fuerzas. "Creo que he hecho lo que tenía que hacer y no puedo recriminarme nada visto mi pilotaje esta temporada", afirmó.

"Me siento orgulloso del nivel mostrado a lo largo del año por mí y por todo el equipo y sinceramente, después de todo lo que pasó en Misano, hemos demostrado una gran actitud, maneras y mucha fuerza", agregó el piloto de Honda.

"Estoy un poco triste porque hemos estado más cerca que nunca del campeonato, pero también orgulloso por todo lo que hemos hecho", incidió Pedrosa.