Al menos tres supuestos miembros de la red terrorista Al Qaeda, entre ellos dos saudíes, murieron hoy en el ataque de un avión no tripulado estadounidense en la provincia de Saada, en el noroeste del Yemen, informaron a Efe fuentes militares.

El ataque aéreo, el primero de un avión de Estados Unidos en esa provincia fronteriza con Arabia Saudí, estuvo dirigido contra la vivienda del líder de la organización terrorista Omar Saleh en la zona montañosa de Buadi al Yabara.

El dirigente de Al Qaeda resultó herido en el ataque, en el que fallecieron dos saudíes y un yemení, apuntaron las fuentes.

El gobernador de Saada, Faris Maná, explicó en declaraciones recogidas por la prensa oficial que los saudíes asesinados se encargaban de llevar recursos para apoyar a Al Qaeda y financiar una serie de operaciones terroristas en algunas provincias.

Maná agregó que elementos terroristas han intentado sin éxito durante más de cinco años convertir la zona de Buadi al Yabara en un punto de tránsito entre las provincias de Mareb (sur del Yemen), Yauf (noroeste), Shabua (sur) y Abian (sur).

Al Qaeda ha intensificado sus operaciones después de que estallara en enero de 2011 la revuelta contra el régimen del presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, cuya salida definitiva del poder se produjo a finales de febrero pasado con la toma de posesión del anterior vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Washington respalda al Ejército yemení con aviones no tripulados y dirigidos por control remoto en su campaña contra las células de Al Qaeda.