Antonio Cervantes, refugiado en su casa de Turbaco, población a las afueras de Cartagena, celebra el 40mo aniversario de haberse consagrado como el primer colombiano en obtener un título mundial de boxeo.

"Kid Pambelé", próximo a cumplir 67 años de edad, le arrebató al panameño Alfonso "Peppermint" Frazer la corona welter junior de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB, el 28 de octubre de 1972.

Frazer cayó a la lona en tres ocasiones en el 10mo asalto y el árbitro detuvo el combate previsto a 15.

"A mí nunca se me olvida esa fecha. Antes celebraba ese aniversario con licor, droga y mucha j.... De vaina estoy vivo... y de vaina estoy libre", declaró el domingo al diario El Universal de Cartagena.

La inesperada victoria la alcanzó en el coliseo Nuevo Panamá y borró la frustración que sufrió cuando la buscó contra el argentino Nicolino Locche en Buenos Aires en diciembre de 1971.

"Yo gané esa pelea (ante Frazer) porque cumplí al pie de la letra la planificación de 'Tabaquito' y porque pegaba duro", recordó Cervantes a los medios el fin de semana.

Cervantes fue guiado en su mejor momento por el entrenador Melquiades "Tabaquito" Sáez y el empresario Ramiro Machado, ambos venezolanos.

Cervantes reinó en los periodos 1972-1976 y 1977-1980 e hizo 18 defensas.

El puertorriqueño Wilfredo Benítez lo destronó en 1976 y recuperó el cetro tras vencer al argentino Carlos María Jiménez en 1977. Aaron Pryor acabó definitivamente con la carrera del popular "Kid Pambelé" en agosto de 1980.

Los honores le llovieron y fue considerado mejor boxeador del mundo en 1973, la AMB lo incluyó en el Salón de la Fama en octubre de 1998 y además es considerado el mejor deportista del siglo XX en Colombia.

El ex lustrabotas, ex vendedor de pescado y de cigarrillos de contrabando tocó el cielo, luego cayó al infierno en medio del consumo de alcohol y narcóticos.

La fortuna que consiguió en los cuadriláteros la dilapidó, se queja a menudo su familia.

"Vivir al lado de Antonio es muy difícil cuando recae, el comportamiento es muy feo", dijo su hermana Esther Julia en una entrevista telefónica con la AP en medio de una de sus tantas crisis.

Los ex boxeadores y amigos Milton Meléndez, Bonifacio Avila y Bernardo Caraballo se convierten en sus escoltas cuando va a Cartagena.

"Tengo ya dos años que no pruebo nada, dos años sano, sin malas compañías... ahora vivo tranquilo", aseguró Cervantes quien ha sido tratado en clínicas siquiátricas en Colombia y Cuba.

Cervantes un año atrás fue sometido a exámenes médicos cuando se sospechó que tuviese el mal de Parkinson y los resultados fueron negativos.

El excampeón camina con alguna dificultad y es afectado por un temblor por unos medicamentos psiquiátricos que se le suministran (por su adicción a las drogas)", según José Luis, uno de los once hijos "Kid Pambelé".

El ex boxeador goza de una pensión del Instituto Colombiano de Deporte y cuando está bien ocasionalmente vende libros.