El tercera base venezolano Miguel Cabrera todavía no ha podido disfrutar de un triunfo en la Serie Mundial, pero junto al receptor Buster Posey de los Gigantes de San Francisco, recibieron el prestigioso premio Hank Aron como mejores bateadores durante la temporada regular en las respectivas Ligas Americana y Nacional.

El legendario Aaron fue el encargado de hacerle entrega del premio, y en el acto de ceremonia, celebrada en el Comerica Park, de Detroit, donde se juega la Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas, recordó el momento durante la pretemporada en la que Cabrera recibió un pelotazo en la cara tras una rola por tierra.

"Contuve el aliento", comentó Aaron, el número dos en la lista histórica de jonrones en las Grandes Ligas. "Me decía, 'espero que nada le pase' porque sabía del tremendo valor que tienes no sólo para los Tigres de Detroit, sino para el béisbol".

La novedad en la entrega del premio fue que por primera vez lo ganaron dos peloteros que con sus respectivos equipos llegaron a la Serie Mundial, algo que no sucedía desde la temporada de 1999.

Cabrera completó una campaña ofensiva de ensueño al convertirse en el primer ganador de la Triple Corona desde Carl Yastrzemski de Boston en 1967.

El toletero venezolano lo consiguió al liderar en promedio de bateo (.330), jonrones (44) e impulsadas (139).

El grupo de ganadores de la Triple Corona es muy selecto e incluye a Ted Williams, Mickey Mantle, Lou Gehrig, Ty Cobb y Frank Robinson, entre otros.

El encargado de hacerle entrega del trofeo de la triple Corona a Cabrera fue Frank Robinson, otro legendario de las Grandes Ligas, al que Aaron consideró su "amigo" y al que alabó junto al toletero venezolano, primer latinoamericano que lo consigue en la historia del béisbol profesional.

"Son muy pocos los que han conseguido una Triple Corona", señaló Aaron dirigiéndose a Cabrera. "Resulta que soy amigo de uno de ellos que está aquí, el señor Robinson, pero esa es una bendición para ti".

Aaron admitió que fue un logró que nunca pudo lograr, pero sentía felicidad y orgullo que un amigo como Robinson y ahora Cabrera lo hiciesen, del que además alabó que lo consiguiese con batazos legítimos.

"Cuando repaso mi carrera, me digo que esa fue la proeza que no conseguí, pero tú la lograste, y lo hiciste con modestia", destacó Aaron. "No bateaste hits al cuadro sino que fueron imparables legítimos".

Por su parte, Posey fue el campeón de bateo con promedio de .336, convirtiéndose en el primer receptor en ganar ese título desde Ernie Lombardi de los Bravos de Boston en 1942.

Cabrera es el primer venezolano en recibir el Hank Aaron. En cuanto a peloteros latinoamericanos, los dominicanos Albert Pujols, Manny Ramírez y José Bautista lo han ganado dos veces, mientras que el puertorriqueño Carlos Delgado lo consiguió en una ocasión.

El premio se decidió tras una votación de aficionados en el portal oficial de las Grandes Ligas en conjunto a un panel de miembros del Salón de la Fama que incluyó a Aaron, Tony Gwynn, Paul Molitor, Joe Morgan y Robin Yount.