El corredor novato Trent Richardson consiguió 122 yardas por tierra y logró una anotación que permitió a los Browns de Cleveland ganar por 7-6 sobre los Chargers de San Diego.

Si la semana pasada Richardson tuvo bajo rendimiento contra los Colts de Indianápolis por presentar molestias en las costillas, esta vez fue la clave en el triunfo de los Browns (2-6), que sumaron dos triunfos seguidos en su campo y el primero con el nuevo propietario, Jimmy Haslam.

Richardson anotó corriendo 26 yardas en el primer cuarto, para poner a los Browns con una ventaja que no perderían el resto del partido, que no tuvo ningún tipo de espectacularidad, dado que ambos equipos no brillaron con su juego ofensivo.

El mariscal de campo de los Browns, Brandon Weeden, completó once de 27 pases para 129 yardas.

Los Chargers (3-4) consiguieron sus seis puntos a través de su pateador Nick Novak, con goles de campo de 43 yardas en el segundo cuarto y de 31 en el tercero.

El veterano mariscal de campo Philip Rivers completó 18 de 34 pases para 154 yardas y se quedó una vez más sin ser el líder que los Chargers necesitaron de cara a conseguir una victoria ante un equipo rival que le dio oportunidades para conseguirla.