Las actitudes raciales no han mejorado en los cuatro años desde que Estados Unidos eligió a su primer presidente negro, halló una encuesta de The Associated Press, al mostrar que una ligera mayoría de los estadounidenses expresa ahora prejuicios hacia las personas de raza negra.

Esas opiniones podrían costarle votos al presidente Barack Obama en su intento por ser reelegido, expuso el sondeo, aunque los efectos son mitigados por los puntos de vista más favorables de algunos estadounidenses hacia los negros.

Los prejuicios raciales aumentaron levemente desde 2008, ya sea que esos sentimientos hayan sido medidos con preguntas explícitas sobre actitudes racistas a los entrevistados, o a través de una prueba experimental que mide las opiniones implícitas hacia la raza sin inquirir directamente sobre ese tema.

En total, el 51% de los estadounidenses expresa ahora actitudes contra los negros, mientras que la cifra fue de 48% en un estudio similar de 2008.

Al aplicarse la prueba sobre actitudes raciales implícitas, la cantidad de estadounidenses con sentimientos antinegros aumentó al 56%, por encima del 49% durante las pasadas elecciones presidenciales. En los dos procedimientos bajó la cantidad de los estadounidenses que se expresan favorablemente de las personas de raza negra.

"Por más que esperaríamos que el impacto de la raza disminuiría al paso del tiempo... parece que el impacto del sentimiento antinegro al votar es casi el mismo que hace cuatro años", dijo Jon Krosnick, un profesor de la Universidad de Stanford que colaboró con la AP en el desarrollo del estudio.

La mayoría de los estadounidenses expresaron también sentimientos contra los hispanos. En una encuesta de AP realizada en 2011, el 52% de los blancos no hispanos entrevistados manifestaron actitudes contra los latinos. Esa cifra creció a 57% en la prueba de respuestas implícitas. El sondeo sobre los hispanos no cuenta con datos anteriores que permitan hacer comparaciones.

Los sondeos de la AP fueron llevados al cabo con investigadores de la Universidad de Stanford, la Universidad de Michigan y el Centro Nacional de Opinión Pública (NORC, por sus siglas en inglés) en la Universidad de Chicago.

Varios especialistas en cuestiones raciales dijeron que no les sorprendían los resultados.

"Tenemos esta falsa idea de que existe una uniformidad en marcha y de que las cosas cambian en un gran paso. Esta no es la forma en que ha funcionado la historia", declaró Jelani Cobb, profesor de historia y director del Instituto de Estudios Africano-Estadounidenses en la Universidad de Connecticut. "Cuando hemos visto progresos, también hemos visto retrocesos repentinos".

De manera general, la encuesta encontró que en virtud del prejuicio racial, Obama podría perder cinco puntos porcentuales de apoyo en el voto popular en las elecciones del 6 de noviembre frente al candidato republicano Mitt Romney.

Sin embargo, Obama puede beneficiarse de una ganancia de tres puntos porcentuales gracias a los sentimientos favorables a los negros, dijeron investigadores. En total, esto significa una pérdida neta aproximada de dos puntos porcentuales debido a las actitudes contra las personas de raza negra.

Los resultados generales de cada estudio tienen un margen de error de más o menos cuatro puntos porcentuales. La encuesta más reciente, para medir los sentimientos antinegros, fue realizada del 30 de agosto al 11 de septiembre.

___

El especialista en sondeos noticiosos de AP Dennis Junius contribuyó en la información.