Dos civiles muertos, 27 heridos y 103 detenidos dejaron el sábado los choques en los alrededores del mercado de abasto más grande del país, entre miles de agentes y comerciantes que se oponen a trasladarse a otra zona de Lima.

El jueves se produjo otro violento enfrentamiento en el mismo lugar, de más de tres hectáreas, donde dos civiles murieron y 68 agentes fueron heridos por turbas de delincuentes que actuaron junto a los comerciantes, según la policía.

El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, dijo a la radio RPP que los dos civiles murieron, "uno por arma de fuego... y el otro como consecuencia de una arma blanca (punzocortante)", cerca del mercado conocido como "La Parada".

El municipio de Lima ordenó colocar 12 bloques de cemento de ocho toneladas cada uno y adicionalmente abrió zanjas en las vías de acceso al mercado para impedir el ingreso de cientos de camiones con tubérculos, hortalizas y legumbres que llegan de diversas zonas del país para abastecer a la capital de 9 millones de habitantes.

Periodistas de Associated Press observaron cómo diversos grupos policiales arrojaron decenas de bombas lacrimógenas para repeler a cientos de personas que impedían con violencia el cumplimiento de la orden municipal.

"Mi mercadería se está pudriendo y no sé cómo voy a seguir trabajando porque no tengo dinero para trasladarme al otro mercado donde quiere llevarnos la municipalidad", lamentó Lucila Cueva, una vendedora ambulante de lechugas, en declaraciones a la AP .

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, dijo a RPP que el operativo policial busca "recuperar el orden y el principio de autoridad en una zona donde hasta ahora lo único que ha habido es insalubridad, desorden, caos e inseguridad".

El gobierno central aseguró que Lima no se desabastecería de alimentos porque existen otros mercados que pueden reemplazar al gigantesco centro de La Parada, ubicado en la zona sureste de Lima.

Villarán, de izquierda, ha ordenado el traslado a un nuevo mercado en el distrito de Santa Anita, en el este de la ciudad, y aunque había dado de plazo hasta mediados de septiembre, los comerciantes se han negado a abandonar La Parada.

La Parada, fundada en 1945, abastece de alimentos a más de 350 mercados más pequeños de la capital y allí trabajan más de 10.000 personas. En los alrededores de la zona abunda la delincuencia.

__

Colaboraron con este despacho el fotógrafo de la AP Martín Mejía y el videocamarógrafo de APTN Mauricio Muñoz.