El Barcelona lidera provisionalmente en solitario la liga española de fútbol tras golear este sábado al Rayo Vallecano por 5-0 en la novena fecha.

Goles de David Villa a los 20 minutos, el argentino Lionel Messi (48 y 89), Xavi Hernández (78) y Cesc Fabregas (80) sentenciaron un choque más complicado de lo que reflejó el resultado ante un Rayo correoso que perdió su segundo partido de local y clasifica 13ro en la tabla de posiciones.

La victoria del Barsa, máximo goleador a domicilio con 18 tantos, le coloca con 25 unidades en la punta, en espera de lo que haga el Atlético de Madrid, segundo con 22 unidades y un partido menos, el domingo frente a Osasuna. El Real Madrid, campeón vigente a 11 puntos de distancia, visitará la cancha del Mallorca.

El Rayo plantó cara al Barsa desde el silbato inicial, luchándole al equipo de Tito Vilanova la preciada posesión de balón que define su juego.

Por momentos el equipo madrileño lo logró, presionando la salida de pelota visitante y buscando la conexión con el argentino Alejandro Domínguez, su futbolista más talentoso.

Pero el Barsa exhibió su versión más directa para abrir el marcador: una diagonal al espacio de Cesc que Villa, rompiendo la defensa local, definió sin contemplaciones, a un solo toque.

Lo que el partido carecía en juego, en ocasiones lo compensaba en brío, con cada metro cuadrado peleado con cuchillo entre los dientes y un ritmo que parecía favorecer al Rayo pese al marcador adverso.

Messi rozó literalmente el segundo en un tiro libre directo y Andrija Delibasic materializó la mejor oportunidad local en un zapatazo que atajó Víctor Valdés.

Con la charla del descanso aún fresca en la mente de los futbolistas, Messi reventó los esquemas con un latigazo a la red en la reanudación, al culminar una progresión por banda derecha de Pedro Rodríguez y Martín Montoya.

El Rayo reaccionó con un par de zurdazos de Javi Fuego y un cabezazo de Delibasic, pero un seguro Valdés mantuvo invicto el arco azulgrana.

Ingresado el chileno Alexis Sánchez, el Barsa ganó en profundidad y anotó el 3-0 en una llegada por izquierda de Jordi Alba, quien dejó atrás para Xavi. El 4-0 vino en servicio de izquierda de Rodríguez para Fábregas.

El canterano completó su gran partido con otra asistencia para el quinto de Messi, máximo cañonero del campeonato con 13 dianas tras su nuevo doblete.

"Hemos estado muy serios en defensa y estamos satisfechos, porque también era importante no encajar goles. Y más en una cancha como la del Rayo, que es un equipo atrevido. Teníamos que pensar muy rápido. Los primeros 15 minutos apenas tuvimos posesión, pero con el segundo gol todo cambió", analizó Vilanova, quien se mostró satisfecho por la "merecida" ventaja en la clasificación y elogió nuevamente la figura de Messi. "De Leo me quedo con el detalle de que en el último minuto se metió una carrera para ayudarnos en defensa. Eso es tan importante como los goles".

La novena fecha inició con un insulso empate por 0-0 entre Espanyol y Málaga que dejó al equipo andaluz tercero con 18 unidades y le mantuvo como el menos goleado de la primera división: sólo cinco tantos encajados.

Por contra, el conjunto del argentino Mauricio Pochettino sigue sin despegar, permaneciendo una semana más en puestos de descenso junto con el Deportivo La Coruña, que también igualó 1-1 con el Celta de Vigo en el clásico gallego, saldado con los tantos respectivos de Juan Domínguez a los 29 minutos y Mario Bermejo (8).

"El empate nos sabe a poco, pero hemos recuperado la confianza", reconoció Pochettino, mientras su homólogo, el chileno Manuel Pellegrini, se vio conforme con el empate. "Tras el Milan en la Liga de Campeones, no podíamos exigirles tanto físicamente a los jugadores y por eso dejamos piezas importantes en el banquillo", razonó.

En el otro cotejo de la jornada, el Betis mejoró provisionalmente a la cuarta plaza tras su triunfo por 1-0 sobre el Valencia, que solo ha conseguido un punto de visitante y 11 en total. El solitario tanto de Salva Sevilla (9) bastó a los locales, que acumulan 16.

"Creo en este equipo, pero no en el de la primera mitad, horrorosa", declaró el argentino Mauricio Pellegrino, sobre la actuación valencianista.