El magnate ruso Mijaíl Prójorov, el tercer candidato más votado en las elecciones presidenciales de marzo, anunció hoy que abandona los negocios para dedicarse totalmente a la política.

"Les quiero contra un pequeño secreto: (...) a partir de ahora me dedicaré solamente a la actividad política", dijo Prójorov durante el congreso del partido Plataforma Cívica (PC), citado por las agencias locales.

Prójorov, que llegó a ser el hombre más rico de Rusia y tiene una fortuna estimada por la revista Forbes en 13.200 millones de dólares, aseguró que sus socios serán los que gestionen su imperio, concentrado en el grupo empresarial Onexim

El multimillonario político, que es también propietario del club de baloncesto Nets de Brooklyn de la NBA, sugirió que será nombrado líder de su partido durante la segunda parte del congreso.

Entre otras cosas, Prójorov propuso que, en vez de un comité federal, la PC cuente con un Comité Cívico Federal que incluirá entre sus miembros a activistas de organizaciones no gubernamentales y defensores de los derechos humanos.

Durante el congreso recibió el apoyo de la cantante más famosa de Rusia, Alla Pugachova, quien aseguró que el país necesita "una persona honesta, un gestor en el que uno pueda confiar", y llamó a sus compatriotas a no dejarse manipular.

A Pugachova, quien dijo haber recibido numerosas llamadas para que no respaldara a Prójorov, se sumó otro legendario músico, Andréi Makarévich, quien llamó recientemente la atención del presidente ruso, Vladímir Putin, sobre los altos niveles de corrupción.

Al fundar el partido en junio pasado, Prójorov, que acudió a las primeras manifestaciones antigubernamentales contra el fraude electoral de diciembre pasado, no cerró las puertas al diálogo con el Kremlin.

"Yo no divido a la gente en los nuestros y los otros, los que están en el poder y los que no. La gente que se encuentra en el poder tiene diferentes opiniones y se puede buscar un diálogo con ellos", dijo.

El PC se propone servir de plataforma "para permitir que los líderes de la sociedad civil acudan a las elecciones, ya que el actual sistema político no es aquel en el que nos gustaría trabajar".

La oposición no parlamentaria ha criticado con dureza a Prójorov, quien ha asegurado que no participará en más protestas opositoras, ya que él no ve que sus organizadores presenten un "programa positivo".

Algunos analistas ven en la formación creada por Prójorov un proyecto del Kremlin para apaciguar a la disidencia, mientras otros pronostican que no se trata de un clásico partido político que pretenda luchar por el poder.