La Policía uruguaya se incautó de 639 kilogramos de marihuana de origen paraguayo, mientras el Parlamento analiza un proyecto de ley impulsado por el Gobierno para la legalización de la producción y venta de esa droga, confirmaron hoy a Efe fuentes policiales.

El decomiso se produjo el viernes pasado en una vivienda rural próxima a la ciudad de Progreso, en el departamento de Canelones, el segundo en importancia del país y a unos 25 kilómetros de Montevideo.

En la operación, cuatro personas fueron detenidas y ya han sido puestas a disposición de la Justicia.

Además de los 639 kilogramos de marihuana aprehendidos, la Policía se incautó de seis vehículos y dos armas, agregaron las fuentes.

En agosto pasado, el Gobierno del presidente José Mujica presentó al Parlamento un proyecto de ley con el cual el Estado busca legalizar y controlar la venta y producción de marihuana, con el objetivo de combatir el narcotráfico.

Mujica, de la coalición de izquierda Frente Amplio (FA), explicó que si prospera su iniciativa el país plantará unas 150 hectáreas de cannabis para cumplir con la demanda de sus consumidores.

El FA tiene mayoría en ambas cámaras como para aprobar el proyecto de ley, pero algunos legisladores oficialistas han expresado reparos respecto a la postura del Gobierno.

"Llevamos 50 años buscando por la vía policial y estamos fracasando (en el combate al narcotráfico)", afirmó el presidente, quien anunció su intención de realizar encuestas oficiales sobre el tema y prometió que, si la ciudadanía rechaza este asunto, lo suspenderá.

Sondeos privados realizados antes del anuncio de Mujica indicaron que el 60 por ciento de los uruguayos es contrario a despenalizar la producción y venta de marihuana.

Hace un mes el expresidente uruguayo Tabaré Vázquez (2005-2010), también del Frente Amplio, que precedió a Mujica en el cargo y a quien los analistas sitúan como principal candidato a la Jefatura del Estado en 2014, manifestó sus dudas sobre el plan del actual Gobierno de legalizar la marihuana.

Vázquez, oncólogo de profesión, dijo que el consumo de marihuana es "tanto o más" dañino que el de tabaco y recordó que los países que la legalizaron están replanteándose esta situación.

"No hay que consumir marihuana, simple y llanamente, no hay que consumirla", subrayó Vázquez, quien durante su gestión impulsó una férrea campaña antitabaco que derivó en un juicio contra Uruguay de la tabacalera Philip Morris que aún continúa.