Un hombre de Seattle dice que tener a Billy Idol tocando en la fiesta para celebrar su 26to cumpleaños, ha representado la mejor noche de su vida.

Michael Henrichsen se pasó dos años tratando de persuadir al ídolo de rock británico para que tocara en su fiesta, y tanto esfuerzo dio resultado el viernes, cuando el astro se presentó en un colmado club Showbox SoDo.

El famoso guitarrista Steve Stevens le cantó 'Happy Birthday" a la mitad de una melodía que interpretaba como solista. A continuación el ídolo llamó a Henrichsen al estrado para que cantara la canción.

Idol dijo que el esfuerzo de Henrichsen le llamó la atención entre los pedidos de otros aficionados, porque su campaña involucraba cuatro conciertos de caridad realizados por "Billy Idol Aid" en los cuales recaudó 13.000 dólares para el banco de alimentos de la Cosecha del Noroeste y la Cruz Roja de Estados Unidos.

Idol dice que tocar para la fiesta de Henrichsen en Seattle podría contribuir a que los aficionados vean otro aspecto de su persona.