Un muerto y daños materiales en poblaciones humildes del sureño departamento de Misiones causó el viernes un temporal de lluvia y ráfagas de viento que superaron los 100 kilómetros por hora, informaron las autoridades paraguayas.

La víctima fatal fue el vendedor ambulante Gregorio Lugo, de 65 años, del pueblo San Ignacio, a 230 kilómetros al sur de Asunción, quien perdió la vida al ser aplastado mientras dormía por el techo de su precaria vivienda, según informó Miriam Cantero, directora del hospital público del lugar.

En tanto, Rafael Valdez, director de la oficina estatal Emergencia Nacional, dijo que unas 972 personas perdieron toda o parte de sus respectivas viviendas por la lluvia torrencial en los departamentos Misiones, Caazapá, Central y Alto Paraná.

Christian Alvarez, pronosticador de la Dirección de Meteorología, indicó que en Asunción y sus alrededores las ráfagas de viento tuvieron una velocidad de 60 kilómetros por hora pero en el interior del país superaron los 100 kilómetros por hora.

"Paraguay se encuentra en una zona de tormentas en el cono sur del continente y estos eventos ocurren, habitualmente, en los meses de octubre y noviembre cuando se retiran las masas de aire frío y llegan las de aire caliente", especificó.