El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi fue condenado hoy a 4 años de prisión por el Tribunal Penal de Milán por un delito de fraude fiscal en el llamado caso Mediaset.

Berlusconi, para el que la Fiscalía de Milán pedía una condena de 3 años y 8 meses de cárcel, era uno de los imputados por este proceso, junto a Fedele Confalonieri, presidente del grupo italiano Mediaset, la compañía audiovisual de la que es propietario el exjefe de Gobierno italiano.