Helen Hunt y John Hawkes protagonizan en "The Sessions" una sincera y atípica historia de amor que, según aseguró en entrevista con Efe la actriz, "arroja un poco de luz a un tema tabú como el sexo y la discapacidad".

La última cinta del director australiano Ben Lewin, estrenada recientemente en el Festival de Cine de Londres y que llegará a las carteleras españolas en enero, está basada en la vida del poeta Mark O'Brien que, a pesar de estar paralizado casi totalmente a causa de una poliomielitis, no quiere renunciar al amor.

"La gracia de esta película es que es una historia de amor muy diferente a los clásicos romances de las películas. Los personajes no son los típicos Ken y Barbie. Para mí, este tipo de historias son fascinantes", afirmó a Efe en Londres Ben Lewin que, como el protagonista, contrajo una poliomielitis en su infancia.

El cineasta descubrió el caso de O'Brien a través de un poema publicado en internet y, a partir de entonces, empezó a indagar sobre el ya fallecido personaje a través de su obra y su entorno más íntimo hasta crear "The Sessions".

Mark O'Brien es un poeta y periodista de Berkeley paralizado casi totalmente a los ocho años de edad y conectado desde entonces a un pulmón artificial que, a los 38 años, decide perder su virginidad con la ayuda de Cheryl Cohe-Greene (Helen Hunt), quien le guía a través de la sexualidad.

"No hay muchos ejemplos de películas que traten tan honestamente sobre el sexo y el cuerpo humano, y menos en un caso de discapacidad tan grave. Es un tema que se ignora y que nosotros intentamos afrontar de una manera muy sincera y al mismo tiempo, entretenida", dijo Hawkes, que se preparó a conciencia para este papel.

"Fue muy refrescante hablar de una manera tan abierta e incluso divertida sobre las partes del cuerpo o las preferencias sexuales. Nunca había visto una película que enfocara tan positivamente este tema", señaló Helen Hunt, que confesó que al principio estaba "nerviosa" por aparecer desnuda en muchas escenas.

A pesar de ello, la actriz, de 49 años y ganadora de un Óscar en 1998 por su actuación "As Good as it Gets" (Mejor imposible), no se pensó dos veces aceptar un papel que "aporta un poco de luz a un tema a veces tan tabú como el sexo y la discapacidad".

Ben Lewin, conocido por comedias como "Paperback Romance" (Golpe de suerte), destacó la implicación personal de los dos protagonistas con esta historia que habla sin tapujos y con humor de las relaciones sexuales en discapacitados.

"Su implicación va más allá de la profesionalidad. Han conectado con el guion y con la historia de Mark O'Brien muy íntimamente. Eso marca la diferencia, sobre todo cuando hablamos de gente con su vasta experiencia y talento interpretativo", elogió Lewin, que calificó esta película como su "proyecto más personal".

El reparto del largometraje lo completa el también veterano William H. Macy, que interpreta al padre Brendan, un cura que se convierte en el confidente de las aventuras sexuales de O'Brien, quien quiere compatibilizar sus férreas convicciones religiosas con su deseo de perder la virginidad.

"Mark es un católico devoto y quiere casarse, pero nadie quiere casarse con él. Por eso no creo que el sexo en la película sea solo eso. Lo que él intenta es saber qué puede ofrecerle físicamente a su pareja en caso de empezar un noviazgo. No es solo sexo, es amor" explicó Hawkes, cuya interpretación desprende vitalidad.

Después de ganar el premio especial del jurado y el del público en el Festival Sundance de cine independiente y también el del público en San Sebastián, "The Sessions" recibió también buenas críticas en la capital británica.

Tan buenas críticas que, aunque no llegará a las carteleras hasta el 18 de enero con su estreno en Estados Unidos, algunos expertos ya empiezan a situarla en las quinielas de las candidaturas a los Óscar.

HASH(0x89c0434)