La tregua temporal que entró hoy en vigor en Siria con motivo de una festividad religiosa ha comenzado a fracasar en varias provincias del país tras unas primeras horas de calma, según informaron activistas y grupos de la oposición siria .

El presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abderrahman, señaló en declaraciones a Efe que "la tregua se ha hundido" y mencionó la muerte de doce personas, aunque algunas de ellas perecieron por heridas sufridas otros días.

Pese a que la violencia se ha reanudado en lugares como Maarat al Numan, en la provincia de Idleb, el número de fallecidos a estas horas es todavía algo menor al que se suele registrar otros días.

Entre otras acciones violentas, Abderrahman reseñó la explosión de un coche bomba en el barrio de Al Tadamu, en Damasco, que no causó víctimas, o el ataque con morteros sobre el aeropuerto militar de Mezze, también en la capital.

Según la Comisión General de la Revolución Siria (CGRS), al menos diez personas han muerto hasta el momento, cuatro de ellas por bombardeos en la ciudad de Homs (centro) y en la localidad cercana de Telkalaj.

Ese mismo grupo agregó que otras tres personas murieron en la localidad de Harasta, en la proximidades de Damasco, dos de ellas por disparos y otra por los bombardeos indiscriminados.

Además, otras tres personas fallecieron en la población de Jan Shijun, en la provincia de Idleb (noroeste), y una más en la ciudad de Deir al Zur (noreste) durante enfrentamientos entre los rebeldes y las fuerzas gubernamentales.

Pese a que la comandancia del Ejército Libre Sirio (ELS) se ha comprometido formalmente con la tregua, siempre que no haya agresión previa por parte del régimen, otras facciones rebeldes insistieron hoy en que no la respetarán.

El portavoz de la facción del ELS llamada Ansar al Islam (partidarios del islam), Abu Muaz, aseguró a Efe que su grupo, que se basa principalmente en Damasco y en sus cercanías, no se compromete con la tregua y puede atacar al régimen si lanza ofensivas o redadas.

El grupo extremista Frente Al Nusra había anunciado por su parte el miércoles que tampoco se siente implicado con el compromiso del cese de las operaciones militares y aseguró, en un comunicado, que combatirá al régimen "hasta la victoria".

El portavoz del ELS en el interior del país, Sami Kurdi, explicó hoy a Efe que "más del 80% de las comandancias del ELS le aseguraron que cumplirían el alto el fuego".

El momentáneo cese de las operaciones armadas esta mañana ha dado la oportunidad a los opositores de recuperar las manifestaciones pacíficas, y varias provincias han sido escenario de protestas, como Deraa (sur), Deir al Zur (noreste) y Homs (centro) para pedir la caída del régimen de al Asad.