El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, confirmó el respaldo de su país a la candidatura de la ciudad rusa de Ekaterimburgo, capital de los Urales, como sede de la exposición universal (EXPO) en 2020, anunciaron hoy fuentes oficiales.

El mandatario confirmó el respaldo a esa candidatura al vicepresidente del Congreso de Autoridades Locales de la Federación de Rusia, Arkady Chernetskiy, que encabeza una delegación de su país que promueve a la ciudad de Ekaterimburgo como sede de la EXPO 2020.

Ortega anunció a la delegación rusa, en un encuentro privado celebrado la noche del jueves en Managua y reproducido hoy por medios oficiales, que Nicaragua participará en esa exposición mundial.

El líder sandinista explicó que su país cuenta con un consulado en la ciudad rusa de Ekaterimburgo, la cual, mencionó, tiene "una extensión territorial poco mayor que la de Nicaragua, y una población como la de Nicaragua", de unos 6 millones de habitantes, y cuenta "con un desarrollo industrial muy grande".

"Es una potencia económica, comercial, industrial", resaltó.

La ciudad rusa de Ekaterimburgo, situada en los Montes Urales, en la frontera entre Asia y Europa, competirá junto a Ayutthaya (Tailandia), Dubai (Emiratos Árabes Unidos), Izmir (Turquía) y Sao Paulo (Brasil) por obtener el derecho a albergar la Exposición Universal en 2020.

La decisión sobre la sede de la Exposición Universal se tomará mediante votación por parte de la Asamblea General de la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE) a finales de 2013.

Ekaterimburgo, también romanizado como Yekaterimburgo, es la cuarta ciudad más grande de Rusia y el centro administrativo de la región de Sverdlovsk, la ciudad principal del Distrito Federal de los Urales de la Federación rusa y está ubicada a 1.667 kilómetros al este de Moscú.

Desde que Daniel Ortega volvió a la Presidencia en 2007, Nicaragua y Rusia han fortalecido sus relaciones y mantienen conversaciones en los campos de la energía, salud, transporte, construcción, turismo, educación, cultura, reactivación de las relaciones comerciales, de inversiones y apoyo al sector industrial.

Rusia ha donado a Nicaragua 100.000 toneladas de trigo, 520 autobuses y 500 vehículos marca Lada para taxi, y se comprometió a construir un nuevo hospital, valorado en 41 millones de dólares, en este país centroamericano.

El Ejército de Nicaragua firmó en agosto de 2011 un acuerdo de cooperación con la Agencia Emercom de Rusia, por 26 millones de dólares, para mejorar el sistema de atención y mitigación ante desastres naturales en este país.

Además, los dos países firmaron en febrero pasado un acuerdo de cooperación para combatir el narcotráfico, tras la visita a Managua del director del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia, Víctor Ivanov.

En el marco de ese acuerdo Nicaragua comprará a Rusia una cantidad no precisada de vehículos militares blindados Tigr para ser utilizados en el combate al narcotráfico, según las autoridades.

Nicaragua es uno de los contados países, junto a Venezuela y los pequeños estados insulares de Nauru y Tuvalu, que se han sumado a Rusia en el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.