La federación italiana de fútbol abrió el viernes un expediente por arreglo de partidos contra el Napoli y su capitán Paolo Cannavaro.

Los jugadores y ex jugadores del Napoli, Gianluca Grava y Matteo Gianello, y el ex asistente del club Silvio Giusti también fueron citados para un interrogatorio sobre un partido del 26 de mayo de 2010 contra la Sampdoria.

Sampdoria ganó 1-0 con un gol del ahora jugador del Milan, Giampaolo Pazzini, a los 51 minutos. El duelo fue por la última fecha de la temporada y la victoria le aseguró a la Sampdoria el cuarto lugar y un boleto a la fase preliminar de la Liga de Campeones.

Gianello y Giusti están acusados de fraude deportivo al intentar arreglar el partido a cambio de dinero, mientras que Cannavaro y Grava están acusados por no reportar el fraude.

Cannavaro es el hermano menor del ex capitán de la selección italiana, Fabio Cannavaro.

Napoli podría perder puntos y sus jugadores podrían ser suspendidos sin son hallados culpables.

Varios otros fueron citados a testificar por supuesto arreglo en un partido de una división inferior entre Portogruaro y Crotone en mayo de 2011.

Las acusaciones surgieron por una pesquisa de la fiscalía de Nápoles.