El Grupo de las 20 principales economías desarrolladas y emergentes preparan un llamado a sus integrantes y al mundo a tomar medidas para enfrentar la incertidumbre financiera y económica que aún se vive.

El subsecretario mexicano de Hacienda, Gerardo Rodríguez, comentó el viernes que en poco más de una semana ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20 analizarán en México los factores de esa inquietud que dijo se han traducido en menos crecimiento y empleos en el mundo.

"El G20 urge a los países a tomar las acciones para reducir el ambiente de incertidumbre", señaló el funcionario en un encuentro con un grupo de corresponsales extranjeros.

México será sede de un encuentro de los responsables financieros y gobernadores de los bancos centrales de los países del G20.

Al encuentro también se tiene prevista la asistencia de ministros o representantes de cinco naciones invitadas, entre ellas España, uno de los más afectados por la crisis de deuda en Europa y en donde sus autoridades aún aquilatan la posibilidad de solicitar un rescate financiero.

Rodríguez dijo que se prevé que España aproveche la reunión del G20 para informar sobre el balance y el progreso de sus medidas contra la crisis.

"La desaceleración de las economías emergentes hoy es una realidad. El balance de riesgos en cuanto al crecimiento de la economía global se ha deteriorado y eso es algo nuevo de los últimos dos o tres meses que hay más evidencia", dijo. Afirmó que países emergentes como China y Brasil, dos de los miembros del G20, se han visto afectaos por el fenómeno.

El Fondo Monetario Internacional redujo sus pronósticos de crecimiento a nivel global: para 2012 estima que el mundo crecerá 3,3%, cuando la anterior proyección era de 3,5%.

Para 2013, la estimación de crecimiento económico bajó de 3,9% a 3,6%.

Lo mismo ha ocurrido con los pronósticos para naciones en desarrollo. Por ejemplo, el Fondo señaló en octubre que redujo la expectativa de crecimiento de Brasil de 2,5% a 1,5% y China de 8% a 7,8%.

Rodríguez explicó que una medida para afrontar el desafío del crecimiento y los empleos es poner en marcha reformas estructurales.

Puso como ejemplo a México, donde se discute actualmente una reforma laboral que entre otras cosas flexibiliza las reglas de contratación. El gobierno ha dicho que esa sola norma podría traducirse en un incremento en dos puntos porcentuales del PIB y a su vez en la generación de la menos 400.000 empleos.

El G20 agrupa a las principales economías del mundo y las naciones emergentes más importantes, entre ellos Estados Unidos, la Unión Europea, Brasil y China.

En conjunto, los países del G20 representan un 90% del producto interno bruto del mundo y dos tercios de la población total. México es el país que en 2012 preside el G20.