La farmacéutica estadounidense Merck anunció hoy que obtuvo un beneficio neto de 5.261 millones de dólares en los nueve primeros meses del año, el 11 % más interanual, pero sus ingresos retrocedieron debido a la pérdida de la exclusividad de la patente de su medicamento estrella, Singulair.

La compañía, con sede en Whitehouse Station (Nueva Jersey, EE.UU.), se anotó entre enero y septiembre pasados un beneficio neto por acción de 1,71 dólares, frente a los 1,53 dólares del mismo periodo del ejercicio anterior, cuando sus ganancias fueron de 4.760 millones de dólares.

Por lo que se refiere a los resultados del tercer trimestre del año, a los que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, Merck ganó 1.729 millones de dólares (56 centavos por acción), el 2 % más que los 1.692 millones (55 centavos por título) de los mismos tres meses de 2011.

Esos leves incrementos en su beneficio se debieron en buena medida a que sus ingresos cayeron el 1 % interanual hasta colocarse en los 35.530 millones de dólares en los nueve primeros meses del año y el 4 % interanual (hasta los 11.488 millones) en el tercer trimestre.

Y es que en agosto pasado, Merck perdió la exclusividad en EE.UU. de la patente del medicamento para el asma y las alergias Singulair, por lo que sus ventas se desplomaron el 55 % hasta los 602 millones de dólares en el tercer trimestre del año, en tanto que el descenso fue del 16 % interanual hasta septiembre.

La caída de las ventas de Singulair se vio contrarrestada en parte por el aumento de los ingresos procedentes de otro de sus principales productos, el medicamento para la diabetes Januvia, que se incrementaron el 15 % en el tercer trimestre hasta los 975 millones de dólares.

"Nuestras fuertes ventas globales de este trimestre contrarrestaron el impacto de la pérdida de la patente de Singulair en EE.UU.", dijo al anunciar esos resultados el presidente y consejero delegado de Merck, Kenneth Frazier, quien apostó por la expansión de la compañía hacia mercados de rápido crecimiento.

La firma prevé ahora anotarse un beneficio neto por acción de entre 2,08 y 2,24 dólares en el conjunto de su ejercicio fiscal 2012.

Esos resultados no terminaron de convencer a los inversores y una hora y media después del inicio de la sesión en la bolsa de Nueva York (NYSE) sus acciones retrocedían el 0,11 % para cambiarse por 46,25 dólares cada una, mientras que desde enero acumulan una fuerte subida del 22,65 %.