El vicepresidente de Colombia, el exsindicalista Angelino Garzón, enfermo de un cáncer de próstata, asumió hoy la tarea de mediar con los funcionarios de Justicia, que llevan dos semanas en huelga indefinida por demandas salariales.

Garzón, quien dijo que estaba dispuesto a renunciar a la vicepresidencia cuando se conoció este nuevo problema de salud, pero aun no ha anunciado una decisión, recibió hoy al comité de paro de la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial (Asonal Judicial) para buscar una salida al conflicto.

Su objetivo es convencer a los quince miembros de la comisión de reabrir el diálogo con la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, roto desde el pasado miércoles sin poner fin a este contencioso laboral, por el que más de 42.000 trabajadores mantienen paralizados los juzgados y la administración de Justicia desde el 11 de octubre.

El presidente de la Asonal Judicial, Luis Fernando Otálvaro, dijo a Efe por teléfono que en el encuentro le fueron presentados a Garzón "las posiciones e inquietudes de los funcionarios de la Rama Judicial y, por supuesto, la necesidad de que por su intermediación se reconozca la nivelación salarial".

El vicepresidente "fue muy propositivo, muy asertivo, y decidimos crear dos comisiones, una por parte nuestra y esperamos que el Gobierno establezca la suya, para que se reúnan y exploren soluciones", agregó Otálvaro.

El vicepresidente, en medio de la incertidumbre sobre su futuro en el cargo como consecuencia de su delicado estado de salud, ya que al cáncer se próstata se suma su recuperación de una isquemia cerebral y un accidente cardiovascular, dijo el jueves que había sido autorizado por el Gobierno para mediar en este conflicto.

"La ministra está en la mejor disposición de dialogar con Asonal Judicial y de construir acuerdos en torno de la situación laboral de los funcionarios", aseguró el jueves Garzón, quien además calificó de "bastante justa" la reclamación salarial.

La organización sindical reclama al Gobierno que cumpla con una actualización salarial ordenada por ley hace veinte años y que tiene un coste acumulado de 758.000 millones de pesos (unos 417,17 millones de dólares).

El presidente de Asonal Judicial dijo el jueves a Efe que el Gobierno se ha mantenido en la oferta de cubrir esta deuda en quince años, con una partida inicial de 140.000 millones de pesos (77,05 millones de dólares) para 2013.

Esa propuesta oficial representa apenas el 10 % de la exigencia de Asonal Judicial.

El Consejo Superior de la Judicatura, el administrador del sector, plantea que la nivelación salarial se dé en el transcurso de tres años.

Tras la reunión con el vicepresidente, los sindicalistas se unieron a una marcha de los funcionarios y empleados que partió desde sedes de la Rama Judicial en Bogotá, entre ellas la Fiscalía General, y terminó en la céntrica Plaza de Bolívar, con una concentración.