El presidente mauritano Mohamed uld Abdel Aziz, evacuado a Francia tras ser herido de bala el pasado 13 de octubre en un confuso incidente, aseguró hoy que "se encuentra bien" en un discurso dirigido a su pueblo y transmitido por la televisión del Estado.

Sin embargo, no dio fecha alguna sobre su retorno a Mauritania en este discurso retransmitido con ocasión de la Fiesta del Sacrificio que tiene lugar mañana en todo el mundo musulmán.

Según distintas fuentes coincidentes en Nuakchot, Aziz ya no se encuentra en el Hospital Militar de Percy, en París, y se ha trasladado a un destino desconocido.

Ninguna información oficial ha circulado al respecto, lo que ha desatado toda suerte de especulaciones sobre su estado de salud y la duración de su ausencia del país.

Según la versión oficial, Aziz resultó herido por una o varias balas disparadas por error por un retén militar en un control de carreteras cuando regresaba a Nuakchotl tras pasar un fin de semana en el campo, versión que confirmó más tarde el presunto autor de los disparos en una entrevista con la televisión pública.

Antes de ser evacuado, Aziz ya fue operado de urgencia en el Hospital Militar de Nuakchot, tras lo cual se trasladó a Francia pero solo comunicó su estancia allí una vez llegado.