El ministro en funciones de Minas y Energía de Brasil, Marcio Zimmermann, calificó hoy como un hecho "rarísimo de suceder" la secuencia de apagones registrados en las últimas semanas en varios estados del país y descartó que se deban a falta de inversiones en el sector.

El funcionario aseguró en una rueda de prensa que la "probabilidad" de que se produjera una concatenación de apagones como el que anoche dejó a 53 millones de personas sin luz varias horas en nueve estados del noreste de Brasil era de "prácticamente cero".

Zimmermann reconoció que los hechos tienen como consecuencia la disminución de la fiabilidad del sistema interconectado de transmisión eléctrica operativo en el país.

Las causas del apagón, que duró dos horas en algunos municipios y se prolongó por cuatro horas en otros, están siendo investigadas, aunque las primeras informaciones oficiales apuntaban a un incendio en un equipo que conectaba la subestación eléctrica del municipio de Colinas, en el estado de Tocantins, con la de Emperatriz, en Maranhao.

Las autoridades enviaron una comisión técnica a Colinas para esclarecer lo sucedido y averiguar por qué tras el fallo en el equipo no se activaron los sistemas de protección destinados a garantizar el suministro en caso de averías.

La incidencia dejó sin luz a los nueve estados del noreste de Brasil, el Distrito Federal de Brasilia, y numerosos municipios de los estados de Pará y Tocantins.

El director general del Operador Nacional del Sistema Eléctrico, Hermes Chipp, presente en la rueda de prensa, dijo que "no existe la menor hipótesis de un sabotaje".

Mientras, José Ragone, presidente de la compañía Taesa, concesionaria que opera la línea de transmisión afectada, atribuyó a un rayo la sobrecarga que causó la avería y reconoció que los sistemas de protección que debían aislar la incidencia y evitar que se propagara a varios estados no funcionaron.

El de anoche fue el segundo apagón que afecta esa zona de Brasil en los últimos 35 días y las autoridades hasta ahora no han aclarado totalmente las causas del problema ocurrido el pasado 22 de septiembre.