Valiéndose de evidencia fresca de la lentitud de la economía, el candidato presidencial republicano Mitt Romney dijo el viernes que el presidente Barack Obama heredó una situación mala cuando tomó el cargo y luego "empeoró el problema". Obama hizo campaña desde la Casa Blanca 11 días antes de la elección después de una desgastante gira de 40 horas por estados en los que ninguno de los candidatos tiene un apoyo definitivo.

Romney fue pródigo en sus críticas al hombre a quien espera derrotar. "A pesar de todo lo que heredó, el presidente Obama no reparó nuestra economía, no salvó al Medicare ni al Seguro Social, no doblegó el gasto ni el endeudamiento, no cruzó el pasillo para unirnos", dijo el ex gobernador de Massachusetts.

"Hace cuatro años, Estados Unidos votó por un presidente conciliador entre partidos, pero han visto al más político de los presidentes, y a un Washington paralizado debido a ello", agregó.

El adversario republicano tomó prestado un tema de la exitosa campaña de Obama en 2008 diciendo que él y su compañero de fórmula electoral Paul Ryan "pueden traer un cambio real a este país". Y adaptó una línea revelada por el ex presidente Bill Clinton este verano en la Convención Nacional Demócrata, diciendo, "este no es el momento de redoblar las apuestas por políticas de gobierno que nos han fallado".

Los demócratas se deleitaron señalando que Romney habló así afuera de Kinzler Construction Services, empresa que se benefició de más de 650.000 dólares del fondo de estímulos del paquete de 2009 que Obama firmó para convertir en ley, el cual el candidato republicano critica a menudo.

Romney hizo campaña en Iowa y Ohio en momentos en que las encuestas muestran una contienda reñida. Aunque sus asistentes aseveraron que tienen el impulso, citando encuestas recientes, el equipo de Obama dijo que el presidente encabeza o está empatado en cada uno de los nueve estados indecisos donde ambas partes han concentrado cientos de millones de dólares en anuncios de televisión en los últimos cinco meses.

De regreso en la Casa Blanca después de su reciente gira de campaña, Obama dijo que esperaba con ansia tratar de llegar a un acuerdo con los legisladores republicanos sobre un presupuesto general si gana la reelección. Al preguntarle el conductor radiofónico Michael Smerconish si él realizaría el primer movimiento, el presidente respondió, "he dicho que haré todo lo necesario para que se logre esto".

"Y pienso que lo que el pueblo estadounidense quiere en este momento es que nosotros acometamos algunos de los grandes retos que encaramos de una manera sensible, balanceada, con sentido común", señaló.

Esa fue una referencia a una de sus mayores diferencias con Romney: su insistencia en que se permita que expiren el 31 de diciembre los recortes fiscales a quienes tienen mayores ingresos, mientras que Romney insiste en que se extienda el plazo.

___

Gráfico interactivo sobre las elecciones en Estados Unidos:

http://hosted.ap.org/interactives/2012/elecciones-EU/

___

Los periodistas de la Associated Press Michele Salcedo y Martin Crutsinger en Washington contribuyeron a este reporte. Espo informó desde Washington.