Al menos cuatro personas han muerto y otras nueve están desaparecidas tras el paso de la tormenta tropical "Ofel" por la región central de Filipinas, informan hoy las autoridades locales.

El director del Consejo Nacional de Prevención de Desastres, Benito Ramos, indicó que las víctimas mortales ocurrieron en las ciudades de Marinduque, Romblon, Sorsogon y Cebú.

Según el servicio filipino de meteorología (Pagasa), "Ofel" (cuyo nombre internacional es "Son Tinh") dejará el país hoy con rumbo a Vietnam.

La tormenta que entró en el país la madrugada del miércoles se desplazó a unos 22 kilómetros por hora, con unos vientos sostenidos de 75 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 90 kilómetros por hora, según indicó el servicio meteorológico.

Las autoridades locales alertaron a las embarcaciones pesqueras sobre el riesgo de faenar en los litorales del norte y centro de la isla de Luzón, en el norte de Filipinas.