El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró hoy "absolutamente imposible" que Perú pueda plantear contra su país una demanda por los límites entre ambos países como sí hizo con Chile.

"Es absolutamente imposible. Por primera vez en la historia, nuestros límites, tanto terrestres como marítimos, han sido establecidos de forma extremadamente clara", subrayó Correa, cuyo país se enfrentó en 1995 a Perú por un problema de límites en lo que se llamó la Guerra del Cóndor o del Cenepa.

"Esos límites han sido aceptados y ratificados por ambos países, registrados en las correspondientes instancias internacionales, entre ellas la ONU. Entonces esa posibilidad es absolutamente inviable", añadió en una entrevista con Radio Cooperativa.

Correa realiza una visita oficial de dos días en Chile con un programa que incluyó ayer la inauguración de la Feria del Libro de Santiago y hoy reuniones con empresarios, una charla en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y una visita a la tumba del fallecido presidente Salvador Allende.

En su entrevista con Radio Cooperativa, el presidente ecuatoriano fue preguntado acerca de si la demanda presentada por Perú contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya por las fronteras marítimas entre ambos países puede afectar a Ecuador.

"En este momento el fallo de La Haya no tendría ninguna repercusión para Ecuador porque nuestros límites marítimos han sido establecidos de forma definitiva", recalcó Correa.

El mandatario deseó "la mejor de la suerte y de las armonías tanto a Chile como a Perú" y valoró que se haya recurrido "a la vía judicial a nivel internacional", porque, según dijo, hace veinte años esto podría haber desembocado en una guerra.

Perú alega que unos acuerdos tripartitos de los años 50 no son tratados de límites y que su frontera marítima con Chile no está fijada, por lo que presentó su demanda con el fin de fijarla en una línea equidistante a las costas de ambos países.

En el caso de Ecuador, Perú defiende que los límites con ese país quedaron suscritos en una carta náutica que el Gobierno ecuatoriano envió en su día a Naciones Unidas y que fue ratificada por el Congreso peruano.

El litigio se dirime en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que en diciembre acogerá los alegatos orales de ambos países y se estima la sentencia, que tanto Perú como Chile se han comprometido a aceptar, se conocerá en junio de 2013.