Al menos dos personas murieron y seis eran buscadas entre los escombros tras derrumbarse el techo de un supermercado en la ciudad sureña de Neuquén, se informó el viernes oficialmente.

Vanina Merlo, directora de Defensa Civil de Neuquén, 1.150 kilómetros al sur de Buenos Aires, afirmó el viernes a periodistas que hasta el momento se han recuperado los cuerpos de dos mujeres que no han sido identificadas. La funcionaria corrigió así la cifra de cinco víctimas fatales que había informado previamente el secretario de Coordinación de la Municipalidad de Neuquén, Marcelo Bermúdez.

En tanto, hay 14 personas heridas, dos de ellas internadas en hospitales sin lesiones de gravedad. Se prevé que los datos sobre las víctimas del hecho varíen con el correr de las horas.

El derrumbe se produjo a causa del quiebre de "la viga principal de la losa del supermercado" como consecuencia de una obra en construcción aledaña "clandestina" y que hizo ceder la estructura del local, señaló Bermúdez. El supermercado era regentado por la Cooperativa Obrera.

Bermúdez dijo que la "construcción clandestina" está ubicada "en el corazón de la manzana" y por sus "características no corresponde con la actividad del supermercado".

Horas después del derrumbe, la Cooperativa Obrera emitió un comunicado en el que se desligó de la responsabilidad por lo ocurrido y señaló que alquilaban el local en el que funcionaba el comercio.

Walter Honorio, sobreviviente del derrumbe, dijo a periodistas que "el techo se hizo como un abanico, empujó heladeras, empujó todo contra la carnicería".

"Había mucha gente adentro. Mi mujer pudo salir. Yo traté de sacar gente, pero fue una fatalidad", agregó.

La remoción de escombros mediante camiones es constante y la justicia comenzó a hacer las primeras pericias. La losa derrumbada es de 30 por 30 metros y tiene un espesor de 40 centímetros.

El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, decretó tres días de duelo y suspendió la gira que estaba realizando por el norte de la provincia. El funcionario dijo a los periodistas que se está haciendo todo lo posible para "sacar los escombros y llegar a los cuerpos" atrapados.

"Se sabe quién es el propietario de la obra, está interviniendo la justicia, habrá que averiguar todo lo que haya que averiguar", afirmó Sapag. El gobernador señaló que recibió el llamado de la presidenta Cristina Fernández, quien le transmitió "el dolor" por el accidente y ofreció ayuda "para todo lo que sea el rescate"

En Argentina son periódicos los derrumbes de edificaciones a causa de su deficiente construcción y falta de controles.