Alemania negó la extradición de un médico que huyó a su país para escapar de un proceso en Chile como cómplice de los abusos sexuales y las violaciones a los derechos humanos cometidos en la colonia germana Dignidad.

El juez de la Corte de Apelaciones Jorge Zepeda comunicó su decisión de cerrar la causa contra el médico Harmutt Hopp tras recibir la respuesta del gobierno alemán "en orden a no acceder a la solicitud de extradición de Hopp, planteada por Chile, por tratarse de un ciudadano germano protegido en este tipo de procesos".

Zepeda había solicitado a través de la Corte Suprema el 12 de agosto de 2011 la extradición de Hopp luego que en mayo de ese año huyera del país.

Hopp fue el segundo de Paul Schafer, el máximo dirigente de la colonia agrícola Dignidad, a unos 420 kilómetros al sur de esta capital, quien murió en la cárcel en 2010 tras ser condenado por 25 abusos de menores y por violaciones a los derechos cometidas en el predio por agentes de la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Además de esas causas, Hopp, quien era el director del hospital de la colonia, estuvo acusado aunque no fue juzgado por la desaparición de recursos manejados por Schafer y por la supuesta adopción irregular de su único hijo. Había sido condenado a cinco años por complicidad en los abusos sexuales cometidos por Schafer, pero se encontraba en libertad provisional cuando huyó de Chile.