Los equipos de rescate buscaban hoy a cuatro personas desaparecidas en el derrumbe del techo de un supermercado ocurrido en la noche de este jueves en la provincia argentina de Neuquén, en el suroeste del país, que, hasta el momento, ha provocado cuatro muertos.

"Estamos consternados por esta tragedia tremenda", dijo el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, al recorrer hoy el sitio del derrumbe en la capital provincial, un siniestro por el que decretó tres días de duelo.

La tragedia se desencadenó por el desplome del techo del supermercado de la Cooperativa Obrera en la ciudad de Neuquén (unos 1.150 kilómetros al suroeste de Buenos Aires).

Inicialmente las autoridades municipales reportaron un saldo de cinco muertos y once desaparecidos, pero luego el Gobierno provincial emitió nuevos informes con distintas cifras.

La directora de Defensa Civil de Neuquén, Vanina Merlo, explicó que hay catorce personas heridas, dos de ellas ingresadas en hospitales locales "sin lesiones que pongan en riesgo su vida".

Merlo dijo que las brigadas de rescate buscan entre los escombros a cuatro desaparecidos.

"Aún no podemos acceder por completo al lugar por el riesgo de colapso de la estructura y por eso todavía no tenemos un número total de víctimas", señaló la funcionaria.

La estructura que colapsó es una losa de 30 metros por 30 metros, con un espesor aproximado de 40 centímetros.

Sobre las causas del derrumbe, el secretario de Coordinación de la municipalidad de Neuquén, Marcelo Bermúdez, dijo que el siniestro puede estar vinculado a una obra en construcción contigua al supermercado y no registrada.

"Da la sensación de que esa obra no tiene relación con el supermercado. Nosotros hablamos con las autoridades de la Cooperativa Obrera y ellos dijeron que no estaban llevando a cabo ninguna obra", indicó el funcionario en declaraciones al canal TN.

En este sentido, el gerente de Cultura y Acción Comunitaria de la Cooperativa Obrera, Enrique Moreno, confirmó a la prensa que el supermercado, abierto hace dos años y medio, no tenía en marcha obra en construcción alguna.

El gobernador Sapag no quiso especular sobre las causas del derrumbe hasta que no se realicen las pericias, pero aseguró que irá "hasta las últimas consecuencias en las investigaciones".

La cadena de supermercados, con un centenar de sucursales en Argentina, dijo en un comunicado que, "aunque por el momento se desconoce la causa del siniestro, según estimaciones, se debería al derrumbe de una obra en construcción, realizada por un tercero y de la que cooperativa es totalmente ajena".

"Nuestra prioridad es acompañar y asegurar una adecuada asistencia a las personas afectadas, para lo cual nos hemos puesto a disposición de los organismos oficiales que están actuando", sostuvo la firma en un comunicado.

El derrumbe se produjo en la noche de este jueves, poco antes del cierre del supermercado, cuando muchos clientes se encontraban de compras en el lugar.

"Me salvé de milagro. De golpe se desplomó todo y no se entendía qué pasaba, mucha desesperación, nerviosismo, la gente corría, gritaba, todo era incierto", dijo hoy Paula, una clienta del supermercado.